articulos orientacion a padres

Sexualidad en los niños: Preguntas difíciles de Responder

¿Por qué las nenas hacen pis sentadas?, ¿Cómo se hacen los bebes?, ¿Por donde sale el bebe?, ¿Por qué mi pito se pone duro cuando lo toco?, ¿Por qué las nenas no tienen pito?..

Si tienes un niño o niña pequeño, seguramente ya te habrá caído alguna de estas preguntas que seguramente te hayan dejado con la boca abierta, te hayan tomado desprevenida y muchas veces te hayan dejado sin palabras.

S. Freud, hace ya mucho tiempo, dijo que los chicos son seres sexuados.

La sexualidad infantil va atravesando por distintas etapas.

Durante ese proceso los chicos van sintiendo curiosidad, van haciéndose y haciendo preguntas. También van creando sus propias hipótesis sobre la sexualidad.

Algunas Preguntas de los chicos durante su desarrollo sobre la sexualidad.

2 y 3 años: Los chicos exploran su cuerpo y comienzan a identificar las diferencias entre los sexos. La curiosidad pasa por las diferencias entre niñas y varones.

3 a 6 años: empieza la edad de las famosas “preguntas embarazosas”, los chicos se preguntan por las diferencias sexuales (¿Por qué las nenas tienen vagina y los varones pito?, ¿Por qué las mamás tienen tetas grandes?¿Solo las mujeres pueden tener bebés?)

La reproducción ¿Cómo se hace un bebe?, ¿Cómo entra?, ¿Cómo sale?.

También comienzan a crear sus propias teorías sobre esos interrogantes " los bebes se hacen cuando los grandes se dan besos en la boca", "los bebes entran por la boca","yo nací por el trasero de mamá".

Surgen los juegos sexuales ( los juegos del doctor, la mamá, la enfermera, etc.) y la exploración del cuerpo propio y de los otros ( verse desnudos, tocarse, etc.)

Luego, a medida que siguen creciendo piden explicaciones más elaboradas sobre la sexualidad y la reproducción, por ejemplo como respira o como mira el bebe en la bariga, cuanto tiempo tarda en crecer, etc.

Pubertad y adolescencia: Comienzan los cambios en el cuerpo y aparecen preguntas en relación a estos cambios.

Aparecen los primeros enamoramientos y las inquietudes, ansiedades sobre el la relación de pareja con el otro sexo y expectativas sobre la primera relación sexual ¿me va a doler?, ¿y si quedo embarazada?, ¿y si no me empalmo?, ¿cómo hago para no contagiarme sida? etc.

Hay que saber que cada chico tiene su tiempo, las edades son orientativas y pueden variar según cada niño en particular.

Estas preguntas, que acompañan el desarrollo normal de la evolución psicosexual de nuestros hijos, movilizan aspectos de nuestra propia sexualidad.​

Las mismas pueden despertar en los adultos una cantidad de emociones y sensaciones como ser vergüenza, temor, inseguridad, angustia, pueden escandalizarnos, asustarnos, enojarnos etc.

Cada adulto tiene su propia historia en lo que respecta a su sexualidad, la cual abarca aspectos consientes e inconscientes, y es desde ese lugar, desde nuestros temores, deseos, conflictos y experiencias (infantiles y adultas), que responderemos a las preguntas de nuestros hijos.

La sexualidad de nuestros hijos puede llevarnos a hacernos preguntas sobre nuestra sexualidad, sobre que queremos transmitirles y como, pudiendo transformarse en un buen momento para trabajar sobre nosotros mismos.

Consejos para abordar las preguntas sobre sexualidad de los niños

  • Es importante primero escuchar qué está preguntando y que quiere saber para no dar información de más (los chicos no pueden procesarla y crea confusión) y al mismo tiempo dejar satisfecha su curiosidad.
  • Si nos toma desprevenidos y no sabemos que decir es importante no mentirle y darle alguna respuesta, podemos decirle que en este momento no sabemos como explicarle y que lo haremos luego.
  • Podemos prepararnos de antemano para las posibles preguntas y ensayar respuestas, pensando en qué palabras utilizar y qué información queremos dar, adecuándola a la edad del nene y al lenguaje que maneja. Podemos ayudarnos con libros con información e imágenes que nos ayuden a hablar y explicar algunos temas.

En Resumen

Cada papá y mamá irá creando su propia manera de responder a estas preguntas, con su estilo personal eligiendo las palabras con las que se sientan mas cómodos y dando la información que consideren adecuada para su hijo, en función de la edad del nene o nena y de la información previa que tenga.

La sexualidad de nuestros hijos puede abrirnos nuevos interrogantes, hacernos pensar y replantearnos cosas de nuestra vida pasada o actual .

Esto puede abrirnos nuevos caminos que en ocasiones pueden ser dolorosos o pueden asustarnos.

Buscar a alguien que nos acompañe en este proceso, pedir ayuda a un profesional puede sernos de ayuda.

Deja tu comentario