articulos orientacion a padres

Mi hijo se hace caca encima – encopresis

La caca es la primera creación del niño, el primer producto, este está marcado por la ambivalencia: es el regalo esperado por la madre, el padre y otros familiares que lo festejan y también algo a ser desechado, algo propio que debe expulsarse y que antes se mantenía unido al cuerpo a través del pañal.

 Para alcanzar el control, el niño tiene que poder esperar, regular, controlar el esfínter anal y hacerlo en el lugar designado culturalmente para ello.

Esto conlleva la renuncia a placeres (defecar cuándo y dónde quiere) y la incorporación de normas culturales (defecar cuándo y dónde se debe) impuestas por los adultos.

Veamos algunos ejemplos:

  • Los padres de Lucas de 6 años consultan porque el niño no hace caca en el inodoro, se esconde detrás de la cortina y “hace caca en el suelo”.
  • A Martín de 9 años parece escapársele la caca cada vez que ve a sus padres pelear de forma violenta.
  • María vuelve todos los días de la escuela con su braga manchada con caca. En la escuela la rechazan porque tiene olor.

Cuándo surgen problemas con el control de la “caca”, se denomina encopresis.

Encopresis

La Encopresis

Hablamos de encopresis cuando el niño o la niña evacúa en forma repetida las heces (caca) en lugares inapropiados (ropa, suelo) ya sea en forma involuntaria o intencional.

El niño tiene que ser mayor de cuatro años. Tiene que ocurrir por lo menos una vez al mes durante tres meses y no tiene que deberse exclusivamente a un efecto fisiológico de alguna sustancia (por ejemplo laxantes) o enfermedad médica.

Se pueden clasificar en:

  • Primaria: Cuando no se adquirió nunca el control esfinteriano. Nunca dejó de hacer caca encima o en lugares inapropiados.
  • Secundaria: Hubo control de esfínteres pero en algún momento se perdió.

Hay chicos que se hacen encima por rebalsamiento después de largos períodos de estreñimiento en los que retienen la caca.

Otros chicos que registran la necesidad de hacer caca y eligen dónde y cuándo hacerlo. En otros casos pareciera que la caca “se escapa”, que la perdieran indiscriminadamente sin registro de sensaciones.

Las diferencias no siempre son claras y hay chicos que pueden presentar diversas formas de encopresis.

¿Qué Hacemos si surge la encopresis?

Lo primero que tenemos que hacer si nuestro hijo presenta esta problemática es consultar con el pediatra para descartar factores orgánicos.

Luego realizar una consulta con un psicólogo infantil para que evalúe aspectos emocionales y vinculares que pueden estar interviniendo.

Conclusión

Los padres suelen alarmarse mucho cuando su hijo se mancha la braga o el calzoncillo, cuando no llega al baño o cuando se hace caca frente a otros.

Es una situación incómoda que puede generar enojo, vergüenza, culpa, angustia, etc. Es importante hacer las consultas con los profesionales pertinentes.

Deja tu comentario