articulos orientacion a padres

Mi hijo se hace pis encima – Enuresis

Colchones húmedos, sabanas mojadas, cambios de ropa a la madrugada, caras cansadas, a veces con vergüenza, frustración… el pis se escapa y se hace evidente, no se puede ocultar.

El niños, su familia y el pis

Los padres suelen sentir dudas, culpa, enfado, a veces deseos de ocultar la situación o de castigar al niño.

Los padres pueden sentirse desmoralizados, cansados, a veces bajan los brazos y naturalizan la situación.

Comienzan a tratar de encontrar explicaciones a lo que sucede ("tomó demasiada agua a la noche", "es falta de voluntad", "nos está desafiando", "lo hace a propósito", "puede controlarlo si quiere" o lo justifican alegando que ellos también se hacían pis encima de chicos.

Los padres intentan resolverlo por distintos medios: intentan sobornos, tratan que tome menos agua, lo amenazan con castigos, intentan con la indiferencia, lo llevan a hacer pis antes de dormir, vuelven a ponerle el pañal, muestran a los vecinos el colchón mojado en el balcón, lo despiertan en medio de la noche en vano.

A veces optan por métodos, con los que no estoy en absoluto de acuerdo, que recomiendan algunos profesionales: un sistema con una alarma que suena al iniciarse la micción, descargas eléctricas, etc. 

Los niños lo intentan, se esfuerzan, y se frustran; pueden sentir culpa y vergüenza.

Siguen la rutina de limpiar lo mojado día a día.

Aparecen los temores a quedar expuestos frente a los otros al ir a dormir en casa de amigos, o a campamentos.

¿Qué es la Enuresis?

El control de esfínteres se suele alcanzar entre los 24 meses y los 36 meses, pero las escapadas eventuales de noche o de día son normales hasta los cinco años.

Es común también, que aparezcan regresiones, por ejemplo, cuando nace un hermanito, frente a una mudanza o frente a problemas familiares.

Se denomina enuresis cuando los chicos se hacen pis encima en forma involuntaria a partir de la edad en la que se espera un control voluntario (alrededor de los 5 o 6 años).

Si tu hijo no controla o se hace caca encima consulta el artículo: mi hijo se hace caca encima - encopresis

Existen diversas clasificaciones de la enuresis: 

  • Enuresis Diurna: es cuando la micción involuntaria se produce en las horas de vigila, es decir cuando el niño está despierto.
  • Enuresis Nocturna: es cuando la micción involuntaria se produce durante el sueño nocturno.

En algunos casos se pueden presentar ambas: diurna y nocturna. También se pueden clasificar en enuresis primaria y secundaria: 

  • Enuresis Primaria: es cuando el niño nunca logró el control de la micción, es decir que se hace pis encima desde siempre.
  • Enuresis Secundaria: es cuando el niño adquirió el control de la micción por un período no menor a 6 meses y luego lo perdió y volvió a hacerse pis encima

Cuáles son las causas de la enuresis

Hay que ver en cada caso particular cuáles son los factores que pueden estar interviniendo, pudiendo ser estos orgánicos o psicológicos.

Lo primero es realizar una consulta con el pediatra para descartar factores orgánicos: urológicos, neurológicos, etc.

Los problemas para aguntar el pis

Tratamiento Psicológico

El tratamiento psicoanalítico toma a la enuresis, en algunos casos, como un síntoma que a nivel inconsciente tiene un significado.

El tratamiento apunta a descubrir ese significado (el cual será particular para cada niño y su familia) para luego ponernos a trabajar con él.

Veamos a modo de ejemplo una breve reseña de como se presentó la enuresis en un niño.

Martín a los 9 años presenta una enuresis secundaria.

A partir de una conversación con los papás,  pudieron asociar lo siguiente: Martín empezó a hacerse pis a la noche a partir de que su papá comenzó a viajar varios meses en el año por motivos laborales.

Cuando el padre se iba, la mamá de Martín se llevaba a su hijo a dormir con ella en la cama matrimonial hasta el regreso de su marido.

El trabajo terapéutico con esta familia consistió en sesiones semanales con Martín, donde el niño trabajaba temáticas relativas a la separación por medio del juego y el dibujo.

A su vez se mantuvieron entrevistas con los padres, donde la madre pudo empezar a hablar del temor y la angustia que le generaba quedarse sin su marido, recordando su propio temor infantil frente a las ausencias prolongadas de sus padres, sentidas por ella como abandonos.

Conclusión

A veces los chicos se transforman en portavoces de una situación familiar conflictiva, otras veces están intentando elaborar conflictos internos.

Los padres tienen que tener en claro que los chicos no se hacen pis a propósito. Los chicos suelen sentirse incómodos y sentir vergüenza cuando no pueden controlar el pis.

Es importante estar atentos, acompañarlos, escucharlos y darles tiempo. Sin presiones y con un tratamiento adecuado probablemente este síntoma ceda.

Deja tu comentario