articulos orientacion a padres

Desnudos en familia: ¿Es bueno desnudarse delante de tus hijos?

Vamos a hablar de un tema controvertido que suele preocupar a los adultos y que tiene que ver con la sexualidad: "La desnudez entre niños y adultos" ¿está bien estar desnudos frente a los chicos?, ¿hasta cuándo?, ¿los chicos pueden estar desnudos delante de otros?, ¿qué es normal y qué no?...

Vamos a abordar el tema de la desnudez entre los miembros de la familia desde cuatro ángulos, partiendo de cuatro casos concretos.

Cuando los adultos están desnudos delante de sus hijos

Los papás de Lina y Tomás plantean lo siguiente respecto de la desnudez:

Juan (el papá) "yo creo que es natural estar desnudos en casa delante de los chicos, yo no me oculto para ir al baño ni para ducharme delante de ellos".

Ana (la mamá) "Hasta ahora me bañaba con los chicos, es algo que hacemos desde que nacieron y que disfrutamos, pero desde hace una semana me siento incomoda, sentí que Tomi me miraba el cuerpo de una manera diferente".

Cuando los chicos son pequeños necesitan el contacto piel a piel, los abrazos, las caricias.

Desnudos en Niños cómo proceder

Bañarse con ellos o estar desnudos frente a ellos cuando son chiquitos es algo que a los papás no les crea conflicto pero... ¿hasta cuándo?

Cuando empezamos a sentirnos incómodos frente a la mirada de nuestros hijos o cuando aparece en nosotros el pudor, es un buen indicador de que llegó el momento en el que hay cosas que hay que dejar de mostrar.

Las puertas del baño y de los cuartos se empiezan a cerrar en el momento de la ducha o cuando hay que cambiarse.

También llega un momento en el que hay cosas que tenemos que dejar de hacer, dejar de bañarlos, de limpiarle el pito, etc.

Es importante tomar en cuenta que los chicos poseen su propia sexualidad, disfrutan de tocarse, de mirar, tienen curiosidad y experimentan sensaciones placenteras.

Cuando los chicos están desnudos delante de otros chicos

Gustavo (papá de Sol) "Sol y su primo Nico se bañan juntos cuando se quedan a dormir en casa o en lo de mi hermana, a mi me parece bien, juegan, son niños"

Es normal que los chicos pequeños quieran mostrarse desnudos y que quieran mirar a otros chicos desnudos.

Hasta los seis o siete años los chicos expresan conductas sexuales sin inhibición, muestran los genitales, tratan de mirar a las personas cuando están desnudas o vistiéndose, espían debajo de la falda, quieren tocar los genitales de otros niños, etc.

En los juegos sexuales infantiles, por ejemplo el del doctor, los chicos se miran, se muestran, se tocan y es normal y esperable que esto suceda.

Estar desnudo o bañarse con otros niños, sean parientes, amigos, del mismo sexo o de distinto sexo, no está mal y forma parte de los juegos de exploración sexual esperables en el desarrollo normal de la sexualidad de los chicos.

Cerca de los 6 ó 7 años empiezan a surgir como veremos en el caso que sigue a continuación, sentimientos de pudor y vergüenza en los chicos.

 Cuando surgen estos sentimientos es importante escuchar y respetar a nuestros hijos si no quieren mostrarse desnudos o seguir bañándose con otros chicos.

Cuando los hijos están desnudos delante de otros adultos

Jorge, papá de sofia plantea lo siguiente: "Cuando vienen amigos o parientes a cenar a casa, Sofi sale desnuda corriendo por la casa delante de todos y no se qué hacer"

Los chicos tienen que ir incorporando con la intervención de los adultos las normas y pautas de nuestra cultura, qué es lo que se mantiene en privado y qué es público.

Entonces como papás tenemos que ayudarlos a incorporar estas normas enseñándoles que hay que vestirse para estar delante de los invitados y que hay que cerrar las puertas del baño o del cuarto para cambiarse.

Cuando los hijos están desnudos delante de los padres

Laura (mamá de Julia) "Julia empezó a cerrar la puerta de su cuarto para cambiarse, ya no quiere que la vea desnuda o que entre al baño cuando se está bañando. ¿Es normal?"

Alrededor de los seis años comienza el período de latencia en los chicos y surge las sensaciones de pudor y de vergüenza.

Cuando aparece el pudor, es una señal de que los chicos están madurando en su desarrollo psicosexual. Ellos saben que hay partes del cuerpo que se exhiben, se muestran a los otros y otras que no, que pertenecen al ámbito de lo privado, a la propia intimidad; esto es algo que impone nuestra cultura y que los chicos internalizan.

Es importante respetar a los chicos, si quieren cambiarse estando solos, bañarse con la puerta cerrada, que no entren al baño sin golpear la puerta, no estar desnudos al cambiarse frente a sus compañeros de natación, etc.

No nos olvidemos que los chicos tienen su propia sexualidad, experimentan sensaciones y tienen fantasías ( de tipo inconscientes). Respetemos entonces su intimidad.

Deja tu comentario