articulos orientacion a padres

Lenguaje: la comunicación verbal y no verbal. La importancia de las palabras con los niños

¿Cómo se Inicia el Lenguaje?

El lenguaje se inicia en el marco del vínculo con el otro, en una experiencia compartida, de música y juego en un encuentro de intimidad. Son dos que juegan juntos con la voz y las palabras del adulto aunque todavía el bebé no tenga palabras.

Muchos papás piensan que los bebés no entienden porque “no hablan” pero esto no es así. Los bebés entienden más el “como” que el “que”, entienden la musicalidad de las palabras, los acentos, ritmos, y velocidades. Entienden los gestos, las miradas, nuestra postura corporal, el tono en el que les hablamos.

Es muy importante hablarles a los bebés, “bañarlos de palabras”, cantarles, leerles, este es el modo en que entran en el mundo del lenguaje.

El lenguaje en los primeros seis meses:

Surgen los primeros sonidos guturales, luego arrullos y gorjeos (ajó). Posteriormente los bebes empiezan a balbucear, es como un diálogo de sonidos, juegan con sus sonidos y los que emite su mamá y su papá.

El lenguaje de los 6 a los 12 meses:

Los bebés amplían el balbuceo, comienzan a vocalizar, cada vez reconocen más sonidos familiares, imitan y repiten sus propios sonidos y los de sus papás.

Posteriormente pronuncian las primeras silabas (Da-da, Ma-ma, La- la).

Comienzan a responder a su nombre y a algunas ordenes sencillas (por ejemplo el “no”) y comprenden el significado de algunas palabras como “mamá y papá”.

El lenguaje a partir del año:

Pueden decir palabras simples (agua, no, papa, etc.), adquieren el lenguaje comprensivo y comienzan a hablar en la lengua materna. Este lenguaje se va a ir desarrollando cada vez más a medida que van creciendo.

Tenemos que tener en cuenta que cada chico tiene sus tiempos (las edades mencionadas son estimativas), algunos hablan más rápido, otros tardan más, algunos hablan mucho, otros poco, algunos hablan a media lengua, etc.

 Cada chico es único, podemos favorecer el lenguaje y estimularlo pero siempre respetando sus tiempos.

"Cada chico es único, podemos favorecer el lenguaje, estimularlo pero respetando sus tiempos"

Click para Tuitear

¿Cómo se comunican los chicos?

Hay muchas formas de comunicarse, los chicos se comunican por medio del llanto, del juego, de las caricias, las miradas, los gestos, las risas, los gritos, los berrinches, las palabras, la actitud corporal, los silencios, etc.

El medio principal que utilizan los chicos para comunicarse es el juego, se expresan por medio de símbolos, por medio del juego comunican y elaboran emociones y situaciones de la realidad.

La comunicación entre los niños y adultos

Algunas ideas para tener en cuenta y pensar juntos, abrir preguntas y pensar como nos comunicamos con nuestros hijos.

1.- Escuchar, empatizar y respetar.

Es importante escuchar a los chicos, prestarles atención, poder empatizar con ellos desde una actitud de respeto y afecto.

Es estar abiertos para recibir el mensaje que quieren darnos. Abiertos a pensar ¿Qué me quiere decir?, ¿Qué necesita?, ¿Qué siente?, teniendo en cuenta las distintas formas de comunicación que utilizan los chicos y las edades.

2.- Prestarles palabras para que ellos puedan identificar lo que sienten

Ayudarlos a identificar lo que sienten prestarles palabras para que puedan ligar la emoción que están sintiendo con una palabra los alivia. Ej: “Estás muy enfadado”, “Entiendo que estés triste”, “Que contento que te pusiste cuando llego papá”, “Me parece que ese ruido fuerte te asustó mucho, ¿Te dio miedo?”.

3.- Ayudarlos a que ellos pongan en palabras lo que sienten, piensan y desean

Si están muy enfadados, tristes, angustiados, etc. podemos invitarlos a decir lo que les molesta, los asusta o lo que desean.

 Por ej. “Veo que estas llorando cuando este más tranquilo dime qué te está pasando, que sentís. “, “Me parece que te enfadaste mucho porque tu amigo te quitó el juguete, en lugar de pegarle puedes decirle “Ese es mi juguete, estoy enfadado porque me lo quitaste”.

4.- Darles tiempo a que se expresen sin anticiparnos, apurarlos o resolver por ellos

Esperar a que puedan decir lo que sienten, si señala invitarlo a que diga con palabras lo que quiere en lugar de alcanzarle automáticamente el objeto.

 Por ej.: “Veo que estas señalando la cocina, no entiendo que quieres, intenta decírmelo con palabras así te puedo entender”.

5.- Hablarles con claridad, responder a sus preguntas, abrir el dialogo

Es importante usar palabras acordes a la edad del niño, ser claros en el mensaje que queremos transmitir. Recordemos que también le estamos comunicando cosas con nuestros gestos, nuestro tono de voz y la postura corporal.

 Es importante adecuar a información a la edad, no dar “clase”, ni dar información excesiva o rebuscada. Escuchar qué nos están preguntando, responder con la verdad y sin dar certezas absolutas, dando lugar a que surjan más preguntas, cuestionamientos, ideas, asociaciones, etc.

La idea es abrir el dialogo no cerrarlo. Si no sabemos que responder, podemos decirles que escuchamos la pregunta, que lo vamos a pensar y luego le vamos a responder. No tenemos que “saberlo todo”.

6.- Ser cuidadosos con lo que decimos y cómo lo decimos.

Muchas veces los adultos hablan frente a los chicos pensando que no escuchan o no entienden, esto no es así, por lo tanto hay que ser cuidadoso con los temas que hablamos frente a ellos.

También es importante tener en cuenta la forma, el tono y las palabras con las que nos dirigimos los chicos. Hay palabras que lastiman y marcan negativamente, recordemos que los gritos, los insultos y las descalificaciones dejan marcas para toda la vida .

Dificultades en la adquisición del lenguaje

Hay niños que tardan mucho en hablar, otros que hablan mucho pero mecánicamente, otros que hablan a media lengua.

Algunos tartamudean, otros no hablan (mutismo) o hablan solo en determinadas situaciones y ámbitos o con algunas personas (mutismo selectivo).

Hay niños que solo repiten palabras pero sin atribuirles sentido, otros solo hacen sonidos.

Cada chico tiene sus tiempos y sus formas particulares de comunicarse, si observamos alguna de estas conductas es aconsejable consultar con el pediatra.

Conclusión

La comunicación verbal y no verbal surge en el encuentro con el otro, en el vínculo, en las experiencias compartidas.

Es importante estar disponibles desde un lugar de empatía, amor y respeto.

Hablarles, escucharlos, prestarles palabras, ayudarlos a entender y comunicar lo que sienten, piensan y desean.

Deja tu comentario